UA-39978497-1
  Cargando ... Espere por favor ...

Nuestra Newsletter


Científicos israelíes relacionan el uso del teléfono móvil y el cáncer de tiroides

Publicado el 27th Mar 2013 @ 11:20 AM

2707317658.jpg

Científicos israelíes han informado de los resultados preliminares de una posible relación entre la radiación de los teléfonos móviles y el cáncer de tiroides. Se ha producido un fuerte incremento en las tasas de cáncer de tiroides en los últimos años en los países occidentales.

La investigación israelí, llevada a cabo en el Hospital Beilinson en Petah Tikva y en la Universidad de Tel Aviv, ha identificado por primera vez la evidencia de la posible relación entre el aumento de los casos de cáncer de tiroides con una mayor exposición a la radiación emitida por los teléfonos móviles.

En un experimento, las células tiroideas humanas recogidas de pacientes sanos fueron sometidas a la radiación con un dispositivo, diseñado para el estudio, que simula la radiación electromagnética emitida por los teléfonos móviles. Las células de la tiroides irradiadas proliferaron mucho más que la tasa estadísticamente significativa de las células no irradiadas en el grupo de control.

Un segundo experimento, utilizando métodos y materiales diferentes, dió resultados similares.

La investigación se realizó en el Centro de Investigación Médica Felsenstein, que forma parte de la Facultad Sackler de Medicina de la Universidad de Tel Aviv y el Centro Médico Rabin. Encabezada por el Profesor Rafael Feinmesser, jefe del departamento de Oído, Nariz y Garganta de Beillinson.

Los resultados serán presentados por primera vez este fin de semana en la conferencia anual de la Sociedad Israelita de Cirugía Otorrinolaringología, Cabeza y Cuello, de Eilat.

"Los resultados son la primera evidencia de cambios en las células de la tiroides en respuesta a la radiación electromagnética", dijo Feinmesser. "Pero sacar conclusiones rotundas sobre una conexión entre la radiación de los móviles y el cáncer de tiroides están todavía muy lejos."

La comunidad científica está dividida en cuanto a la relación entre la radiación móvil y el cáncer. Una opinión es que debido a que la radiación de los móviles es no ionizante e incapaz de causar cambios en el ADN celular, por lo que no puede causar cáncer. Sin embargo, en años recientes han aumentado las pruebas a partir de estudios epidemiológicos que indican una relación entre el aumento de la exposición a la radiación y crecimientos celulares cancerosos, en especial en el cerebro y las glándulas salivales.

"La glándula tiroides está situada en el cuello, pero la zona se encuentra a la misma distancia de la oreja que las regiones del cerebro donde han sido diagnosticados crecimientos cancerosos relacionados con el uso de los dispositivos móviles. Esta es una región que no está lejos del centro de radiación del dispositivo", dijo Feinmesser.

La incidencia de cáncer de tiroides ha ido en aumento en Israel desde hace más de una década, coincidiendo con el aumento del uso de los teléfonos móviles.

El cáncer de tiroides es tres veces más común en mujeres que en hombres. Se trata de la cuarta forma más común de cáncer entre las mujeres judías en Israel, en 16,6 casos por cada 100.000 personas. Las tres formas más comunes de cáncer para las mujeres son el cáncer de mama, colon y cuello uterino.

Entre las mujeres árabes israelíes la tasa de cáncer de tiroides es de 11,6 casos por cada 100.000 habitantes, y es el tercer cáncer más común.

De 1990 a 2007 hubo un aumento del 67 por ciento en las tasas de cáncer de tiroides entre las mujeres judías, y un aumento del 250 por ciento entre las mujeres árabes, según muestran las cifras del Ministerio de Salud. Para los hombres, el aumento desde el 2000 es más moderado, pero todavía muestra un aumento del 41 por ciento en las tasas de cáncer de tiroides para los hombres judíos.

"Una de las explicaciones es que este aumento está relacionado con mejores métodos técnicos de detección precoz de estos tumores, que se han desarrollado en los últimos años. Pero otra investigación muestra que, incluso después de neutralizar esta influencia todavía continúa el aumento de estos tumores," dijo Feinmesser.

Esta misma semana se informó que el operador de telefonía móvil Partner Communications (Orange) llegó a un acuerdo con un cliente que afirma haber contraído cáncer después de usar los teléfonos móviles de la empresa. El cliente, que es de unos 50 años, demandó a Partner el pasado mayo, alegando que el uso intensivo del dispositivo dio lugar a un linfoma de rápido crecimiento cerca de su oreja izquierda. Partner acordó pagar 400.000 NIS en un acuerdo fuera de los tribunales.

 

Fuente: http://www.haaretz.com/